A Rocío y Gonzalo nos complace liderar este emprendimiento que nace de nuestra vocación de servicio impregnada en nuestro interior desde pequeños por la manera que fuimos cuidado por nuestros padres.

Además de atender de manera única a cada visitante, es un placer mostrarles lo bondadoso de las condiciones climáticas, la fauna y flora de los valles de Chile.

Cada servicio que damos pensamos en cómo podemos poner en contacto a cada persona con el “terroir” y mostrarles los vinos de clase mundial que obtenemos en el valle de Colchagua.

Esto se desarrolla gracias a la confianza que me ha dado la viña MontGras, donde trabajo hace varios años, Agradecemos de antemano que haya preferido nuestros servicios turísticos.